Ud. está en
Home > Noticias > Los sucesos del 5 de agosto de 1994 y del 11 de julio del 2021

Los sucesos del 5 de agosto de 1994 y del 11 de julio del 2021

El Presidente Cubano recorre las calles de San Antonio de los Baños. Foto tomada de internet.

Por Róger Florentino Obregón Tejeda (Profesor Auxiliar del Departamento Docente de Economía, de la Facultad de Ciencias Empresariales y Administración de la Universidad de Holguín)

El pasado 30 de junio, publicaba y compartía una breve crónica con estudiantes y profesores de la Universidad de Holguín, donde les relataba el privilegio que me había dado la vida de haber sido partícipe y testigo de la excepcional hombradía protagonizada por el Patriarca de nuestros sueños más sublimes: Fidel, cuando el 5 de agosto de 1994, estimulados desde Miami, cierto grupo de personas, la mayoría con antecedentes delictivos y vagos habituales provocaban desórdenes en áreas aledañas del Malecón Habanero, siendo enfrentados y derrotados de inmediato por el pueblo revolucionario, con el Comandante en Jefe  al frente y sin disparar un tiro.

Lejos estaba de imaginar que días después, la historia se repetiría.

El 11 de julio en horas de la tarde, advertido por una profesora de nuestra universidad, conocía de los intentos de sabotear la tranquilidad del domingo por parte de un numeroso grupo de antisociales, que vociferaban consignas contrarrevolucionarias e incluso se atrevían a agredir y apedrear entidades e instituciones del Estado y del Gobierno revolucionario.

De inmediato acudía a un punto cercano a la estatua que perpetúa la imagen del Mayor General Calixto García, donde directivos y docentes de la Universidad, encabezados por su Rectora y su Secretaria General del Comité del Partido, se encontraban eufóricos y listos por defender nuestra Revolución. 

En breve, nos incorporaríamos a la Marcha de más de un centenar de compatriotas revolucionarios que, encabezado por el 1er. Secretario del Partido en la Provincia, Ernesto Santiesteban, recorreríamos las principales calles de nuestra ciudad, recibiendo el apoyo desde casas y balcones, que a nuestro paso gritaban consignas revolucionarias y gritos de ¡Viva a la Revolución y a Fidel!

Ya frente a la sede universitaria del Fajardo y cercano al Partido Provincial cambiaba el panorama, se escuchaban gritos aislados en contra de la Revolución e incluso fuerzas del Orden detenían a algunos que envalentonados tiraban piedras y manejando motorinas eléctricas se le encimaban a la Marcha.

A mi lado, marchaba el joven revolucionario Julio Serrano, de la Dirección Provincial de Economía y Planificación, que enérgicamente ripostaba cualquier intento de agresión verbal de algunos desalmados que merodeaban a distancia nuestro avance.

Al llegar a la sede del Partido Provincial pudimos ser testigos de la valentía protagonizada por compañeras y compañeros, entre los que se encontraba el joven Manuel Pérez Almenares, dirigente juvenil de la Universidad,  que en desventaja numérica y solo con el pecho, la dignidad, y la moral de la Revolución, a puño limpio, se enfrentaron y derrotaron una avalancha de vándalos que pretendieron asediar, apedrear e incluso llegaron a acariciar el inalcanzable sueño de saquear el inmueble partidista, como dignos émulos de aquellos que asaltaron el Congreso en el Imperio estadounidense.

Horas después de haber vivido una gloriosa jornada, al regresar a mi casa, pude conocer que el 1er Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, como digno continuador fidelista, recorría las calles en San Antonio de los Baños y, al dirigirse al pueblo tras la cobarde provocación e intentona desestabilizadora, expresaba:

“Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a la calle en cualquiera de los lugares donde se vayan a producir estas provocaciones (…) desde ahora y en todos estos días, y enfrentarlas con decisión, con firmeza, con valentía”.

¡Así será… ¡¡Es enorme, es mucha la sangre derramada y jamás el pueblo cubano traicionara la Gloria que se ha vivido!

Escuche el audio:

Epg. Luis Ernesto Ruiz Martínez
Lic. en Educación, especialidad Matemática-Computación. Especialista en Docencia en Psicopedagogía. Metodólogo de la Dirección de Comunicación Institucional.

One thought on “Los sucesos del 5 de agosto de 1994 y del 11 de julio del 2021

Leave a Reply

Top