Nuestra Historia


Comparte

Antecedentes de la Universidad de Holguín
La historia de la Universidad holguinera se remonta a la segunda década del 40 y principios del 50 del siglo XX, cuando los municipios Victoria de Las Tunas, Puerto Padre, Gibara, Banes, Antilla, Mayarí, Sagua de Tánamo y el término municipal de Holguín, se convirtieron en el centro de las pretensiones segregacionistas del sector social de la pequeña y mediana burguesía local, para formar con ello la provincia del Norte de Oriente.
Holguín, como municipio cabecera de la zona nororiental del país, fue el escenario de la Universidad del Norte de Oriente José Martí. Esta institución, fundada el 9 de octubre de 1955, estuvo adscrita a la Universidad Nacional Masónica de La Habana y contaba con las escuelas de Derecho y Pedagogía, así como las carreras de Ingeniería de Minas, Ingeniería Mecánica, Ingeniería Agrónoma y Ciencias Comerciales. Este proyecto universitario de la región estuvo sustentado — en gran medida– por los trabajadores de los sectores medios de la sociedad a quienes se les imposibilitaba el financiamiento de los estudios de sus hijos en algunas de las tres universidades existentes en Cuba en ese momento.
El proyecto contó con la aprobación de otras instituciones; a tal efecto, se había logrado que en el territorio algunas estructuras judiciales, militares y económicas apoyaran dicho proyecto:

  • El Noveno Distrito Militar
  • El Distrito Norte de Obras Públicas
  • El Distrito Judicial
  • El Instituto de Segunda Enseñanza
  • La Escuela Profesional de Comercio
  • La Escuela Politécnica Nacional
  • El Hogar Provincial de Veteranos
  • Escuelas Incorporadas del Hogar y Normal
  • El Frigorífico Provincial
  • Prisión Provincial

A pesar de las buenas intenciones, el desprendimiento de sus profesores y el incremento del desarrollo cultural y económico de la zona, existieron algunos impedimentos que obstaculizaron el mejor desempeño de la institución, tales como: escándalos por el otorgamiento de títulos apócrifos a un grupo de personeros del régimen que trascendieron a la opinión pública y provocaron la suspensión indefinida de las clases; razón por la que la frustrada Universidad del Norte de Oriente solamente pudo funcionar durante dos cursos escolares. Fue cerrada –oficialmente– por el presidente Manuel Urrutia Lleó, en el primer año del triunfo revolucionario.